¿Quienes fueron los Mad’s?

Los Mad’s fueron la banda con más exagerado culto y éxito en la historia del Perú. Con un rock acido sesentero lograron cautivar a los mismisimos Rolling Stones, se codearon con la crema y nata del rock británico sesentero y fueron invitados a tocar en el festival de la isla de Wright en 1970 (… si, con el mismisimo Jimi Hendrix)

… y con “de culto” no estoy hablando de mas; Los Mad’s era una banda que elegía a su público, no cualquiera podia verlos. Formaban parte de lo más pituco, caleta e intelectual de todo Lima; todo esto a raíz de que un atrevido espectador se animó a gritarle “bájate maricón” a Manolo Ventura, el vocalista, durante una de sus presentaciones en las que vestía ropa ajustada.

Nacieron en Lince, la cuna del rock sesentero. Ahi, a la vuelta de su casa ensayaban los Saicos, en otra esquina los Belkings; y así, todas las bandas peruanas influenciadas por los Stones, Beatles, Doors y/o Jimi Hendrix venian misteriosamente de ese distrito.

Un día, en una de sus presentaciones en el Galaxy (un local rockero), les pasaron la voz de que Keith Richards y Mick Jagger se encontraban entre el publico. Ellos, al final de presentación se les acercaron y les comentaron que les gustaba mucho lo que hacían y querían llevarselos a Inglaterra. The Mad’s (ya habian cambiado el nombre) no lo dudaron ni un minuto.

Un buen 18 de diciembre de 1969, The Mad’s tocaron en un show en el colegio Santa Ursula, y a mitad del show, alguien fue a tocarles la puerta del camerino; era el actor Dennis Hopper. Dennis se encontraba grabando una película en Lima y asistió al concierto gracias a las buenas referencias que tenía de ellos; la banda le pidió que les dedique unas palabras antes de salir a la segunda parte del show, y así sucedió.

En 1970, Manolo, el lider de la banda, recibió una llamada de Marshall Chess, encargado de management para los Rolling Stones, para decirles que ya, que se vengan a Inglaterra. Los cuatro miembros de la banda no esperaron mas y se enrumbaron en la aventura.

Al llegar a Inglaterra, fueron al estudio de los Stones, sabian que la cosa iba en serio y ensayaban mañana tarde y noche, logrando un sonido psicodélico increíble (según dicen); se codeaban con los Doors, eran patas de Jack Bruce y Jinger Baker (cream), íntimos de Mick Jagger, teloneaban a los Stones… Así de achorados eran.

Después les llegó la oportunidad de sus vidas. Marshall Chess les ofreció tocar en el festival de la Isla de Wright en 1970. (si, en ese donde tocó Hendrix, Janis Joplin, The Who, los Stones, Miles Davis, Ten Years After, Emerson and Lake and Palmer, Jethro Tull…en fin, todos tus héroes fumones). The Mad’s estaba programado para el tercer día del festival,Bill Morgan (bajo), Manolo ‘Mano’ Ventura (primera guitarra), Alex ‘Tito’ Ventura (guitarra) y Richard ‘Bimbo’ Macedo (batería)  ya estaban en el camerino, vestidos, con canciones, instrumentos y todo; pero les llegó la noticia de que habia Overbooking (muchas bandas para tan poco tiempo) asi que les dieron prioridad a las bandas mas conocidas y ellos, “novatos”, no pudieron tocar.

Lo sucedido en la isla de Wright no importó, ellos incluyeron en teclado Hammond en sus compocisiones, eran ácidos, tan ácidos como las bandas británicas de más peso. Pero, como a todo peruano, les llegó la noche:

El baterista Richard Macedo tuvo problemas con sus papeles y su visa que ya habia vencido y fue deportado inmediatamente al Perú; para una banda que habia logrado una gran quimica entre ellos significó un gran problema, ya que estaban listos para grabar su primera producción.

Buscaron una salida rápida y el baterista de Procol Harum les propuso tocar con ellos como un miembro permanente, con eso el problema parecía haberse solucionado… pero Marshall Chess les respondió con un rotundo NO, porque el nuevo baterista tenía que ser peruano para respetar la imagen que “The Mad’s” se habia ganado en la escena.

Manolo tuvo que viajar a Amsternam para conseguir a otro baterista, el peruano Manongo Mujica, el tenía raices jazzeras (músico de escuela) y con él empezaron a ensayar exhaustivamente dia y noche… aunque el resultado ya no era el mismo.

Grabaron 4 canciones en el legendario Rolling Stones Mobile (una van implementada con todo donde alguna vez tambien grabaron Led Zeppelin y Deep Puprle) y ensayaban en el castillo de Mick Jagger. Eso fue todo de The Mad’s.

En 1971 decidieron que fue suficiente, ya no era lo mismo sin Richard Macedo en la batería. Se retiraron e iniciaron vidas algo desvinculadas con la música y así terminó su historia, la historia más grande de la historia del Rock Peruano. The Mad’s murió casi sin grabaciones publicadas y con los ácidos Rolling Stones como sus fans más conocidos.

 

Esta entrada fue publicada en Música. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s