Altamont: El anti-Woodstock

En 1969, el panorama de la música no podia ser mejor, se respiraba paz, amor y flores por todos lados para contrarestar la guerra de Vietnam, bandas como Jimi Hendrix Experience, Santana o Big Brother and the Holding Company se paseaban alrededor de estados unidos y europa propagando mensajes de paz y amor. El Woodstock fue un festival de exito rotundo que generó una respuesta pacifista que terminó en tragedia llamada Concert for Altamont, encabezada por los mismismos Rolling Stones.

Como les decia, el panorama era perfecto para un nuevo festival por la paz. Mick Jagger se encontraba entusiasmado con este evento, los Stones estaban en su mejor época, Beggar’s banquet (1968) estaba ubicado en el número uno de las listas y Sympathy for the devil, la primera canción del álbum, era un hit que sonaba en todas las radios. Un hit que habrian deseado nunca tocar.

Jagger contactó a los Hell Angels para que se encarguen de la seguridad del evento. Los Hell Angels gringos, a diferencia de los tranquilos ingleses, eran una pandilla criminal que dominaba el mercado de las drogas en la época y tenia una naturaleza conflictiva y destructiva.

¡Empezó el concierto! Santana, grateful dead, Jefferson Airplane, Crosby Stills Nash and Young y otras grandes bandas de la época tocaron por mas de una hora cada uno frente a mas de 400mil personas, de alguna manera, teloneando a los esperados Rolling Stones que estaban en calidad de plato de fondo.

La gente disfrutaba el concierto como cualquier festival, pero cuando los entusiasmados Stones salieron al escenario a tocar su primera canción, la popular Sympathy for the devil, un sector del público inició una pelea.

Minutos despues de iniciado el masivo desorden, Jagger y sus Stones, quienes intentaron seguir tocando para calmar a la gente, serían testigos de algo que nunca debio suceder: Meredith Hunter, dieciochoañero que estaba cerca del escenario fue provocado por un “Hell Angel” jalándole del cabello. Segundos más tarde Hunter fue brutalmente apuñalado y golpeado por “The Hell Angels” hasta caer muerto.

 

“Hermanos y hermanas…Los años 60 ya nos han dado suficiente violencia: Vietman, el asesinato de Kennedy y de Martin Luther King, pero esto no había llegado al Rock. Morrison, Joplin, y Hendrix siguen intentando cambiar el mundo, pero después de Altamont difícilmente lo lograrán”
Mick Jagger

Después del triste acontecimiento, las peleas entre los Hippies y los Hell Angels no cesaron hasta dejar a cuatro muertos y a unos Stones anonadados que decidieron cancelar su presentación para intentar interceder por su público. Altamont fue sin duda un anti-woodstock, donde en vez de 3 dias de paz y amor fue uno de destrucción y caos total que llenó de violencia y vistió de luto a un año en el que el rock estaba infestado de flower power.


Este hecho quedó plasmado en Gimme Shelter, un documental acerca de este desastrozo evento.

Esta entrada fue publicada en Música. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s