MUST MUSICA: Pixies – Come on pilgrim.

¿Que otra cosa es más recomendable que Come on pilgrim? Es el disco debut de la mejor banda sobre la faz de la tierra: PIXIES.

Pixies son el inicio del rock contemporaneo, los padres del famoso Kurt Cobain, la banda que inspiró a miles de bandas y que, irónicamente, nunca ha sido reconocida ni premiada en toda su historia.

Come on Pilgrim (1987) es un disco que muestra las cualidades de cada uno de los integrantes de la banda: Encontramos a un Joey Santiago (guitarrista) innovando con cualquier huevada desafinada que se le ocurría, a Kim Deal (bajista) con sus melódicos back in vocals, a un Frank Black que susurra las estrofas y grita en los coros (¿alguien dijo Nirvana?) y a David Lovering siguiendolos con una básica batería.

La locura empieza con Caribou, una canción que nos hipnotiza con su guitarra inicial y nos enfurece con su coro de una sola palabra: REEEEPEEEEEENT!!!. Le sigue Vamos, una canción bien rica, bien chévere (cuando la escuchen van a entender) que está cantada en un español de mierda; es en este tema que Santiago se luce con sus ruidos acompañados por los gritos de frank black y los coros de Kim Deal invitandonos a jugar por la playa (frase que en estos tiempos tiene otra connotación). Terminando con todos los destrozos del mundo sigue Isla de encanta, un punk furibundo y amigable, el riff de guitarra/bajo es de lo mas pesado y potente que pudo haber en los 80’s, pero la letra es básicamente: “Hermanita ven conmigo, isla de encanta yo me voy”.

Después de la combinación vamos/isla de encanta, se calman las revoluciones con Ed is dead, un pop algo tenebroso que nos llena de tensión ¡ED IS DEAD!, ¿que mas escalofriante que eso?. Holiday Song es la siguiente en la lista, un himno pop a la masturbación, el cual nos amenaza que “aqui voy, con mi mano”. Nimrod song continúa el humor negro que inició Ed is dead, en este caso es un himno al incesto en el que predomina la frase: you are a son of a mother fucker. Y con I’ve been tired nos quiere dar a entender que la escena rockera ochentera era mas cliché que las letras de Amén.

Después de tanta situación de mierda mezclada en un disco, Come on pilgrim (ven, peregrino) tenía que terminar con un tema religioso: Levitate me, el único tema del disco escrito por toda la banda en conjunto, cierra un gran álbum. Aún con algo tan bueno como esto, los Pixies aún no son reconocidos por nadie mas que los fanáticos de Cobain y otros pocos, lo cual tal vez esté bien. Para explicar esto cito al tema heaven’s on fire de the radio dept.

“People see rock and roll as, as youth culture, and when youth culture becomes monopolised by big business, what are the youth to do? Do you, do you have any idea?
I think we should destroy the bogus capitalist process that is destroying youth culture.”

DESCARGA

Enjoy!

Esta entrada fue publicada en Música. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s