Klaus Kinski – ¿Que fue de tu vida, guapo?

Nikolaus Karl Günther Nakszynski (elnombrelocopiédewikipedia).- desenfrenadamente apasionante, hermosamente temeroso y físicamente un monstruo de mierda. El actor con aires de rockstar Klaus Kinski es de las pocas estrellas de cine que me han dejado boquiabierto en cada actuación.

Klaus, alemán y mano derecha del director de culto Werner Herzog, con el que tenía una relación laboral de intenso odio y admiración. En sus caracterizaciones resaltaba la agresividad, disgusto y miseria que cualquier persona siente cuando trabaja donde piensa que no debería estar.

Los personajes que Herzog le asignaba estaban muy pegados a su personalidad efusiva, maleducada y falta de garbo que -junto con su cacharro post-hitlerista- demostraba que podía interpretar a un obsesivo Brian Fitzgerald (Fitzcarraldo, 1982) como a un naturalmente aterrador Nosferatu (Nosferatu 1988).

Su vida personal también tuvo capítulos memorables, cuando era chico fue un paracaidista de la fuerza Hitler, se caracterizó por ser un adicto al sexo y clasificó a su hija como una puta de mierda que no debió haber nacido. Además se dio el lujo de rechazar propuestas de Fellini, Spieldberg, Pasolini, Visconti, etc.

Este detestablemente admirable actor murió en 1991 víctima de un paro cardíaco, lo que significó para el mundo un “¡descansemos en paz!”

4 momentos “Herzog-Kinski”

  • Durante la filmación de Fitzcarraldo (a la que Kinski califica como una película hasta el culo) unos aborígenes le ofrecieron a Herzog matar a Kinski porque era un tipo detestable.
  • Kinski grabó Fitzcarraldo “a punta de rifle”. (amenazado de muerte por Herzog y su rifle de caza, “por si decide abandonar la película”)
  • Klaus se retiró del rodaje de la película Cobra Verde gritándole a Herzog: ¡YO NO TRABAJO CON MEDIOCRES!
  • Trabajando en Cobra Verde, Kinski atacó a su amado(jaja) director con una espada.

¿no son lindos?

“Nunca eché de menos a Kinski, porque cuando murió la relación que había tenido con él ya había dejado de existir. Sin embargo, de vez en cuando me doy cuenta de que extraño a ese cabrón.” Werner Herzog.

Fuente: “Mi enemigo íntimo – documental sobre Klaus Kinski” Werner Herzog 1999.

Esta entrada fue publicada en Cine, Comunicaciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s